Es tradición en la cultura tibetana hacer una ceremonia final cuando llega la quinta semana de la muerte de un ser querido. Se trata de un último ritual funerario para despedirnos definitivamente de nuestros desaparecidos.

Ayer 2 de Junio del 2015 nosotros dijimos adiós, en la gran Stupa de Boudanath, a los 175 familiares y amigos que desaparecieron en la terrible avalancha que sepultó Langtang el 25 de Abril.

11329901_872910896102485_9101331426952062206_n

durante la ceremonia, los lamas guiaran a nuestros muertos para que encuentren su camino. Para ello seguimos diferentes pasos:

1- Normalmente el ritual funerario se haria en casa de cada familia y los lamas vendrían y les ofreceríamos comida y bebida mientras durase la ceremonia. pero en este caso no tenemos casa ninguno, por eso hacemos una ceremonia en grupo directamente en la stupa. Y por esto llevamos comida que se dejará allí para los monjes.

11269022_872910766102498_2955773575520963675_n

2- En nuestra religión creemos que cuando alguien muere va directo al Infierno. Por muy buena que sea una persona en algún momento ha debido sentir envidia, o rabia, o codicia,… Las velas iluminan el camino de salida hacia el cielo.

3- Cuando rezamos realmente estamos pidiendo perdón a nuestros familiares desaparecidos por cualquier cosa mala que podamos haber dicho, pensado o sentido hacia ellos. Por eso nos tocamos la cabeza, la boca y el pecho, mientras los lamas nos ayudan a disculparnos recitando sus mantras.

996126_872910796102495_5767058819592249600_n

4- Cuando alguien muere de forma natural se entiende que se va preparando para ello. Pero cuando alguien muere de repente bajo una situación traumática, muchas veces su espíritu no se da cuenta de que está muerto y se aferra a sus seres queridos y a su vida. por eso los lamas tocan las campanas y hacen ruido con los instrumentos a la vez que rezan para que nuestros difuntos entiendan su situación y no se aferren a la vida.

5- Normalmente nosotros incineramos los cuerpos de nuestros difuntos. pero en éste caso no hay cuerpos que quemar, ya que la mayoría se los ha tragado la tierra. Por eso quemaremos fotos, y quien no tenga una foto para quemar puede hacerlo con un papel con su nombre escrito.

11392772_872910576102517_1856967462611131328_n

6- Durante la ceremonia los lamas soplan 7 veces al arroz traspasándole su energía, su fuerza. más tarde nosotros lanzamos ese arroz, y con cada lanzamiento nos despedimos de nuestro ser querido deseándole alguna cosa buena para que se lleve de camino al cielo.

Paz y amor.