Hace ya dos años desde el último post que escribimos. Mucho tiempo si… La verdad es que después de entregar vuestras donaciones a los supervivientes de Langtang y dejar todos los sponsors y ayudas a familias bien encarriladas, sentimos que ese año 2017 se cerraba un ciclo para nosotros y ya podíamos centrarnos un poco en recuperar la estabilidad en nuestra propia vida privada, que teníamos abandonada desde el desastre.
Eso no quiere decir que hayamos dejado las actividades de ayuda a Langtang, muy al contrario seguimos muy inmersos en el tema con nuevos proyectos que os explicaremos más adelante; pero sí que habíamos dejado de actualizar la información en la web ya que nos quitaba mucho tiempo que hemos necesitado para otras cosas importantes.
La asociación fué muy útil para aquel primer momento de crisis, después del terremoto de 2015. Nos sirvió de plataforma para contactar con muchas personas que querían ayudarnos de muchas formas diferentes, y coordinamos esas ayudas de la mejor manera posible. Gracias a toda esa gente maravillosa Langtang se recuperó en poco tiempo y los supervivientes tuvieron nuevos hogares en los que refugiarse durante el invierno y pudieron reanudar sus actividades cotidianas. El circuito turístico se reabrió al año siguiente de la catástrofe y hoy están perfectamente preparados para acoger turistas de nuevo.

Ahora ya hace tiempo que intentamos dejar atrás esa tragedia y trabajar juntos para seguir adelante, aunque sabemos que las secuelas psicológicas son un tema aparte… Hace poco tuve una reunión online del grupo Langtang Missing and Found de Kitty Heldwoman. Éramos alrededor de 35 personas entre supervivientes y familiares de los desaparecidos. Cada uno pudo hablar unos minutos sobre lo vivido en estos años y compartimos las diferentes maneras de superar la perdida o al menos de sobrellevarla para poder seguir con tu vida. Creo que a todos nos ayudó poder hablar de ello con gente que podía entendernos y escuchando a los demás te das cuenta de cómo afecta el dolor por igual a pesar de ser todos de diferentes nacionalidades y culturas. Aunque fué duro revivir el dolor, al acabar sentí un gran consuelo y agradezco a Kitty y a todos los demás por ésta oportunidad en el 5º aniversario de la tragedia.

Personalmente siempre recuerdo a mi madre y a mi abuela, mucho más ahora que tengo una hija. 
Si, una de las cosas importantes que me ha tenido ocupada durante 2018 y 2019 ha sido mi hija Tshering, un maravilloso regalo de la vida y un ejemplo de felicidad pura. Aprendo mucho de ella cada día y me da mucha fuerza.

En Enero de 2019 celebramos su primer cumpleaños en Nepal junto a mi familia, y en Enero de 2020 celebramos su segundo cumpleaños subiendo a Langtang. Lo pasamos genial, sobretodo la pequeñita que se volvió loca con los yaks y con la nieve, pero sobretodo con su meme Nima y algunos niños de su edad que conoció allí y con los que parecía que se conocían de toda la vida.


Me acuerdo tanto de mi madre en estos momentos…, sería todo tan bonito… Le puse Tshering a mi hija en homenaje a ella.
Cuando hablo con mis familiares y amigos de Langtang siempre tenemos un tiempo para hablar de nuestros desaparecidos. No creo que nunca nos olvidemos…, pero con el pasar del tiempo cada vez recuerdo más los momentos felices y sobretodo las enseñanzas de vida que me dieron.
Pero como decía antes, hay que seguir adelante y pensamos que la asociación Langtang Disaster Relief Fund ya ha hecho su función y debe dejar paso a otra cosa. Ése nombre lo eligieron los supervivientes de Langtang cuando nos juntamos con ellos en el campamento de refugiados de Yellow Gumpa.

Pero ahora Langtang ya no es un desastre, sino que vuelve a ser un pueblo acogedor de tradición budista tibetana donde el viajero se va a sentir como en casa.


MENDO FAMILY Y NUEVOS PROYECTOS:

Por supuesto que aún hay muchas cosas que hacer para ayudar al desarrollo de la comunidad, y hay mucha gente humilde, sobretodo ancianos, que viven situaciones difíciles y luchan día a día para sobrevivir en la montaña. Para atender estos nuevos proyectos con calma y con proyección en el tiempo hemos creado Mendo Family Foundation, una ONG que por motivos legales y de logística esta vez tiene su sede en Nepal.


1- Ayuda de primera necesidad para los ancianos:
El 16 de Noviembre de 2019 nos reunimos de nuevo en Langtang con nuestra familia italiana de Julè & Namasté para sacar adelante un nuevo proyecto que llevábamos bastante tiempo desarrollando. Qué alegría verlos de nuevo en acción!


Esta vez se trata de ayuda directa a ancianos necesitados que quedaron desamparados después del terremoto de 2015.
 Antes del terremoto, el cuidado de los ancianos estaba garantizado por las familias y la comunidad. Pero ahora muchos han quedado desatendidos como consecuencia de la muerte de sus familiares directos y de la emigración de hijos y nietos hacia Kathmandú o fuera de Nepal para buscarse la vida. 
Estas personas son en su mayoría exiliados tibetanos acostumbrados a una vida en la montaña y no sabrían vivir en ningún otro lugar. Después del terremoto, estos ancianos supervivientes usaron algunos materiales que quedaban de sus aldeas destruidas para construir alojamientos precarios donde siguen viviendo hoy en día con sus animales y trabajando la tierra, a pesar de su avanzada edad. Es una vida muy dura, sobretodo en los meses de invierno con la nieve y las heladas, pero es la única manera que conocen…

En Febrero de 2019 Choenyi y Valen (de Mendo Family Foundation) se acercaron a las diferentes zonas donde viven estos ancianos y los entrevistaron uno por uno en sus pequeñas cabañas para evaluar su situación y saber qué necesidades tenían. Son nuestros mayores y nos conocen de toda la vida, así que se abrieron sin problemas a explicarnos todo lo que estaban viviendo y sus dificultades. 
La mayoría sobretodo necesitaban comida, leña y agua, algunos necesitaban colchones y mantas, o ropa, o enseres para cocinar, incluso arreglos en sus techos para pasar la época de lluvias sin humedades… Muchos también nos hablaban de su sentimiento de soledad y abandono. Algunos nos explicaban que se sentían humillados al pedir ayuda a los vecinos, que por falta de educación o porque también tienen necesidades les trataban como si fueran mendigos molestos en vez de respetarlos como sus ancianos.

Para llevar a cabo estas ayudas la idea es que cada 2 meses cargaremos los burros en SyabruBesi con todo lo necesario y nos acercamos a los diferentes asentamientos en toda la zona de Langtang para visitar cabaña por cabaña a todos los ancianos necesitados.

Será un reparto de varios días y aprovecharemos la ocasión para hablar de nuevo con los ancianos y tomar nota de las nuevas necesidades que hayan podido surgir, y también podremos evaluar el estado de salud de los ancianos. En caso de enfermedades importantes se puede organizar el transporte a Katmandú y en caso de problemas menores los podemos acompañar al pueblo de Mundu donde una ONG australiana realiza actividades básicas de atención de salud para locales y turistas.

Ya llevamos 3 entregas en éstos últimos 6 meses y todo funciona muy bien.


Es muy importante que los integrantes de Julè & Namasté vengan cada año en persona para poder hablar directamente con los ancianos y ver que se están cumpliendo los objetivos. No deja de sorprenderme como personas que viven tan lejos se acercan a ayudarnos con ese amor y generosidad. Muchas gracias de nuevo a Luciano, Fabio y todos los componentes de esta bella organización de Bolzano, porque sabemos lo que cuesta y lo mucho que hay que moverse para conseguir los fondos necesarios para llevar a cabo estos proyectos.
Juntos podemos seguir ayudando para que la gente más humilde viva con dignidad. Que no tengan que preocuparse a su edad de si les va a faltar comida o un colchón donde dormir… Ayudar a que puedan vivir mejor, pero de una forma respetuosa con su manera tradicional de hacer las cosas, contribuyendo a que se sientan orgullosos de su estilo de vida y que no pierdan su identidad.
Pensamos que hay que tener cuidado al ofrecer ayudas, ya que si no se hace bien pueden crearse un montón de dependencias. Por eso en este caso solo queremos ayudar a los más necesitados que no tienen posibilidades de desarrollarse por sí mismos. La gente joven puede reinventarse continuamente, tienen la oportunidad de trabajar en el turismo o probar suerte en Katmandú, incluso fuera de Nepal. En cambio las personas mayores solo conocen la montaña, sus animales y la tierra. Ya no tienen la energía para hacer muchas cosas y, a esa edad, incluso una pequeña tarea se vuelve extenuante.

Si alguien quiere examinar el proyecto más a fondo puede descargarse el PDF de Julè & Namasté.

 

2- Construcción de la casa para Pemba:

Se llama Pemba Choeden, tiene 37 años y vive en Mundu, en la zona de Langtang.

Un terremoto en 2013 se llevó a su esposo. Ella consiguió reconstruir la humilde casa donde vivía con sus 6 hijos y su madre, pero durante el terremoto de 2015 perdió a su madre y a su hermana, además de destruir de nuevo su casa. Ahora sus hijos estudian en Katmandú con la ayuda de sponsors extranjeros y Pemba está criando a los hijos de su hermana.
Julè & Namasté van a financiar la construcción de su nueva casa a prueba de terremotos y con varias habitaciones para poder acoger turistas y tener así una entrada extra de dinero.


La obra iba a comenzar en 2019, pero Pemba tuvo una operación de urgencia y se tuvo que aplazar hasta éste año 2020, y ahora debido al aislamiento por el Coronavirus los trabajadores no han podido subir hasta Kyangin Gumpa para comenzar la obra. Pero todos los materiales están ya arriba y en cuanto exista la posibilidad se llevará a cabo.
Gracias de nuevo a nuestros amigos italianos sin los cuales no podríamos sacar adelante estos proyectos.


En España mantendremos Langtang Disaster Relief Fund como base de información para saber quienes somos, de donde venimos y todo lo que hemos hecho hasta ahora, y la asociación seguirá activa por temas de logística, ya que aún hay gente que nos contacta a través de la web y necesitamos gestionar esas acciones desde aquí.

Seguimos trabajando y desarrollando nuevos proyectos para ir implementando en un futuro cercano. En cuanto tengamos operativa la web de Mendo Family Foundation os seguiremos informando de cualquier novedad importante.

Un abrazo muy fuerte. Namasté!