Tenzin es un niño de 11 años con una minusvalia física que le impide moverse fácilmente y que no le permite hablar. Cuando el terremoto golpeó Nepal él estaba en la pequeña casa de té que regenta su familia muy cerca de Langtang. La avalancha cayó encima de ellos y sus padres, sus tres hermanos y dos primos pequeños murieron allí mismo. Tenzin quedó atrapado entre maderas, el hielo y las rocas…, pero estaba vivo. Desde donde estaba podía ver a su madre tumbada a sus pies, pero él no podía moverse para ayudarla. Al día siguiente pasó un chico que bajaba de Kenjin Gumpa y al verlo allí le dijo que no se moviera y que volveria con ayuda en cuanto fuera posible. Le dejó también una botella de Chang para que pudiera beber durante el tiempo en que la ayuda llegara. Durante 2 días más no paraban de caer piedras y era muy peligroso estar en la zona de Langtang. Habian visto morir a mucha gente y nadie se atrevia a salir de los refugios. El tercer día la avalancha de piedras se calmó y algunos hombres decidieron subir a Langtang a buscar a sus seres queridos. Dawa Tamang, el chico que se había cruzado con Tenzin 2 días antes subió con el grupo. Él albergaba la esperanza de encontrar al niño vivo. Por suerte así era, el chico había sobrevivido durante 3 días entre los escombros. Lo sacaron de allí y posteriormente un helicóptero lo llevó hasta Kathmandú y a Yellow Gumpa donde estaban el resto de refugiados tibetanos de Langtang. Al campamento lo vino a buscar su sponsor extranjero que lo llevó a una escuela especial donde estará bien cuidado… Muchos niños no tienen la suerte de tener un sponsor que quiera cuidar de ellos cuando ocurre algo así.

IMG_1772

Tenzin nos explicó más tarde en el campamento de refugiados, que el primer dia lo pasó mal, que tenia mucha sed y le dolía la espalda donde le golpeó una roca, pero que el segundo día, después de beber el Chang que le dió Dawa pudo dormir toda la noche muy a gusto sin sentir ningún dolor. He de explicar que el Chang es una bebida alcohólica similar a la cerveza que hacen allí con maíz…