Hola amigos. Hay muchas personas que nos han preguntado si pueden ir a Langtang para ayudar.

Pues queremos ofrecer la posibilidad de que cualquier persona inquieta que quiera ayudar al pueblo de Langtang con sus propias manos, directamente allí, pueda hacerlo.

El tema lo llevarán desde el Comité de Langtang con la ayuda de algún voluntario extranjero para poder coordinarse mejor. Puedes encontrar la info en la web del Comité y los mails de contactos son los siguientes:


MAIL DE CONTACTO PARA TEMAS DE VOLUNTARIADO:

http://langtangreconstruction.com/volunteer.html

Jeremiah Ramsey- info@langtangreconstuction.com

Lhakpa Tamang(+97798412546890)- e.g.volunteer@langtang.com


Muchas gracias Cris Hofmann por éste maravilloso vídeo:

Serían voluntariados especialmente indicados para aquellas personas que, aparte de ayudar, les guste la montaña y quieran conocer la vida cotidiana tradicional de un pueblo del Himalaya. En muchos casos puede ser una experiencia única de convivencia con las gentes del lugar, para que se creen vínculos de futuro más allá de los días que pueda durar el voluntariado.

Pero no queremos llevar a engaños. La reconstrucción justo comienza ahora, pero la zona sigue arrasada por la avalancha y la supervivencia allí arriba es muy difícil. La gente local aún no tiene una dinámica clara de trabajo y infraestructuras para el abastecimiento de comida y alojamiento. Quiero decir con esto que la vida allí es muy dura y los voluntarios que decidan venir deben ser personas con experiencia en montaña y saber que no van a tener las comodidades que podrían tener, por ejemplo, haciendo de voluntarios en un orfanato de Kathmandú…

Gracias de nuevo Cris por esta entrevista:

La gente de Langtang se ha construido pequeñas cabañas de pastor donde pueden resguardarse mientras limpian sus tierras de escombros para poder plantar, o empiezan a construir sus nuevas casas. Otros siguen viviendo en tiendas de campaña que subieron desde Yellow Gumpa. Estos refugios son temporales, pero para muchos serán sus casas durante los próximos años y serán el único cobijo que pueden ofrecer a los voluntarios que quieran venir a compartir sus tareas del día a día. No hay camas, no hay sillas, ni lavabos o duchas…No hay intimidad ninguna y muchas veces todo está lleno de humo. Se duerme en el suelo al lado de la cocina y cada día se come lo mismo, normalmente arroz con lentejas. Cada uno se lava su ropa a mano. La vida aquí se hace difícil si no estás acostumbrado… Explico todo esto porque hay que estar bien mentalizado para poder ayudar a esta gente, sinó puede ocurrir que acabes siendo una problema para ellos en vez de una ayuda.

Eso si, en caso de dificultades siempre puedes acercarte a uno de los Guest Houses y pagarte una buena comida, una ducha o una habitación cómoda durante varios días para reponerte y así ayudas también a la economía local. Cualquier gasto que hagas en la zona es en beneficio de sus gentes.

Aunque pueden encontrar trabajos para cualquier persona, sería importante que entre los voluntarios que vengan haya algunos trabajadores de la construcción, carpinteros o especialistas que puedan aportar su experiencia, y si tienen herramientas propias que puedan traer, mucho mejor.

Para muchos voluntarios occidentales que queremos ayudar nos choca el “nepali life style”. Ellos llevan un ritmo tranquilo que a nosotros nos puede estresar bastante. Nosotros queremos hacer muchas cosas, tenemos ansia por avanzar y ir terminando proyectos…Esta manera de hacer del mundo occidental debe quedar a un lado, porque en Langtang (en Nepal en general) todo necesita su tiempo y no sirve de nada enfadarse o intentar subir el ritmo, porque realmente es una carrera de fondo y no de velocidad. Si intentas hacer un sprint te vas a agotar, y no vas a conseguir llegar a la meta.

Sea como sea, si vienen con intención sincera de ayudar todo el mundo será bienvenido en Langtang. Hasta pronto, un abrazo!

Más info en – http://langtangdisaster.org/es/proyectos/voluntarios/